Carne de lomo a la sal, trucos y consejos.

La carne de lomo a la sal es una alternativa a los asados tradicionales. Es la forma perfecta para preparar la carne de cerdo, ya que no aporta grasa y el lomo queda jugoso y tierno.

Si dejamos reposar la carne de  lomo de cerdo con la sal varias horas después de su asado, resultará mejor, la carne queda tan sabrosa que no necesita salsa, pero si se quiere se puede servir con mayonesa o vinagreta y una ensalada.

Su preparación es muy sencilla, se pone en el fondo de una besuguera una capa de sal de unos 3 cm de grosor  y se aplana para dejar una superficie uniforme.

Trucos y consejos:

–          Para que la costra de la sal se adhiera perfectamente, puede rociarse con un vaporizador de agua, con agua, sí recibe la justa, sin mojarse.

–          Al contrario de los pescados asados por este procedimiento, la carne resulta más sabrosa si se deja reposar unas horas antes de servir.

–          Para que la costra de la sal se rompa con facilidad, se coloca un cuchillo grande encima y se golpea el canto con un martillo.

–          Conviene forrar el fondo de la besuguera con papel de aluminio antes de poner la sal. Eso facilita su posterior limpieza.

–          Para los asados de carne en costra de sal,  se debe utilizar siempre sal gorda. La sal fina no es adecuada para esta preparación.