¿Es la carne tu fuente de proteína preferida?

¿Es la carne tu fuente de proteína preferida?

Además de la carne, huevos y pescados, proteínas de origen animal, existen otras fuentes de proteínas. Hablamos de las proteínas de origen vegetal.

Las proteínas, son grandes moléculas que están formadas por la unión de varios aminoácidos. Son un alimento necesario para el correcto crecimiento y  funcionamiento de nuestro organismo, sin ellas difícilmente podríamos sobrevivir. Las proteínas también participan en los procesos defensivos de nuestro organismo (los anticuerpos son proteínas de defensa natural contra infecciones). Son un nutriente que forman los huesos y los músculos y nos proporcionan energía. La cantidad adecuada de proteínas que debemos incluir en nuestra dieta, se ve determinada por la edad, por el peso y por la energía diaria que necesita de cada persona.

Carne de calidad

Podemos encontrar proteínas tanto en los alimentos de origen animal, como en los de origen vegetal. Las proteínas de origen animal contienen aminoácidos esenciales, es decir, las que el cuerpo no es capaz de producir. Son las más completas y se encuentran en las leches, la carne de cerdo,  pollo, pavo, ternera,  cordero… carne de aves, pescados y huevos.

Las proteínas de origen vegetal son menos completas que las de origen animal, ya que no nos aportan tantos aminoácidos esenciales que las de origen animal, más bien nos ofrecen aminoácidos no esenciales, es decir, los que el cuerpo es capaz de producir en caso de que no incluyamos la cantidad que nuestro organismo necesita. Las podemos encontrar en la soja, arroz, trigo, legumbres, maíz…

Es importante tener en cuenta que un consumo excesivo de proteínas puede causar problemas hepáticos y renales, ya que éstos son los dos órganos encargados de eliminar las proteínas sobrantes que nuestro organismo no necesita. Lo ideal es mantener una dieta donde mezclemos las proteínas de origen vegetal y las de origen animal para dar nuestro organismo los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento.