Como preparar la carne para que quede tierna y jugosa.

A la hora de cocinar la carne, ya sea asada, a la plancha o estofada, siempre deseamos que nos quede jugosa y tierna.

De nada nos sirve una carne de calidad acompañada de una exquisita salsa y bien presentada en la mesa, si a la hora de masticarla resulta dura. Por eso,  en el blog de hoy te queremos dar algunos consejos para ayudarte a lograr que la carne quede tierna, además de jugosa y sabrosa.

Lo primero que debemos de hacer a la hora de comprar la carne es elegir bien la pieza y el corte, que siempre tiene que ser al contrario de la fibra o de la veta. Además, también debemos de saber que aunque el corte sea al contrario de la fibra, no es el mismo corte el del solomillo, lomo, chuletas, filetes que son cortes adecuados para cocinar a la plancha, rebozados o fritos que los cortes de la falda, el pecho o la parte baja de la pierna que son indicados para braseados, estofados o guisados. También debemos de evitar  que nos den la última parte de la pieza “a la contra”, ya que esa parte normalmente es cortada con la dirección de la fibra y por lo tanto resulta un filete duro. La carne en general tiene que tener un color rojizo natural y los bordes de aspecto fresco de color blanco cremoso.

A la hora de cocinar la carne, es aconsejable retirar gran parte de su grasa y a la que conservemos, le haremos una serie de cortes para que durante el cocinado, la grasa no ejerza fuerza sobre la carne y la deforme. Un truco muy útil es cubrir la carne con un film de cocina y darle unos golpes con una maza o un rodillo para romper un poco las fibras para que el filete quede más tierno. Si el filete es grueso, podemos realizar una serie de cortes paralelos y perpendiculares, para ayudar a que el calor penetre más rápidamente. De ésta manera la carne se cocina antes y queda más jugosa porque las fibras superficiales se han cortado.

También existen otros métodos para que la carne se cueza con facilidad y quede tierna, como puede ser como el adobo, que consiste en untar la pieza de carne con aceite, ajo, pimentón o curry, alguna hierba aromática a gusto y sal, y el marinar, en el que se emplea una mezcla de aceite y unas gotas de zumo de cítrico, vinagre o un vasito de vino. A ésta mezcla también se le puede añadir algo de hierbas aromáticas a gusto del consumidor.