Consejos para combinar vinos y carnes a la perfección

Consejos para combinar vinos y carnes a la perfección

Consejos para combinar vinos y carnes a la perfección

Cuantas veces has pensado en organizar una comida o cena en la que la carne es la protagonista, y has tenido dudas acerca de qué vino era el más adecuado? Nuestro post de hoy será una pequeña guía para combinar carnes y vinos de la mejor manera posible.

Vino con carne de cerdo

La carne de cerdo tiene la ventaja de que va bien con casi cualquier vino tinto e incluso con algunos blancos y rosados. Hay que tener en cuenta el método de cocción y la salsa predominante. Vinos tintos que no sean muy tánicos (duros o astringentes), como Casillero del Diablo Carmenere. También vinos blancos de cuerpo, con madera, como Casillero del Diablo Viognier. Cuando se emplean frutas que dan un toque dulzón, hay que buscar vinos de taninos dulces: Syrah, Malbec o Carmenere.

Vino con carne de ternera

La ternura de la carne de ternera requiere de vinos tintos suaves y jóvenes, como Marques de Casa Concha Pinot Noir, o vinos blancos de estructura mediana como Gran Reserva Serie Riberas Chardonnay, teniendo siempre presente el tipo de cocción y la salsa.

Vino con carne de cordero

La carne de cordero tiene un sabor intenso y preciso que se va acentuando con la edad del animal, según el sistema de alimentación y la acumulación de grasas, pero siempre mantiene sus características. El cordero va bien con vinos tintos de todo tipo. Si el cordero es joven, se recomienda un Casillero del Diablo Shiraz. Sus notas dulces podrán equilibrar la carne tierna. Cuando la carne es de un animal adulto, el vino debe ser un tinto estructurado, corposo y tánico: Terrunyo Cabernet Sauvignon o Terrunyo Carmenere.

Vino con carne de aves

La carne de aves es versátil, variada y tiene diferentes niveles de sabor y textura, según sea de pollo, pavo, pato o aves de caza. La carne de pollo va bien con vinos blancos y vinos tintos jóvenes, sin taninos, aunque algunas salsas más condimentadas requerirán de vinos aromáticos, afrutados.

La carne de pavo, especialmente horneada, va bien con vinos tintos jóvenes de cuerpo medio. En el caso de ocasiones especiales, como día de Acción de Gracias o Navidad, el pavo se suele acompañar con guarniciones de sabor intenso, muchas veces dulces, lo que requiere de vinos tintos más intensos,  como un Casillero del Diablo Syrah o Casillero del Diablo Merlot.

La carne de pato, más grasa, requiere de vinos tintos de buena estructura, como Syrah o Cabernet Sauvignon. La carne de aves de cacería generalmente va bien con vinos tintos de mediana o gran estructura, según sea perdiz o faisán. La carne de avestruz es roja y magra y va bien con vinos tintos jóvenes, como Marques de casa Concha Merlot.

Fuente

Categories : Blog