El verano también tiene hueco para el jamón ibérico

¿Quién dijo que el verano es el peor momento para comprar un jamón ibérico? Según hemos podido comprobar de la mano de productores de jamón, “el estío es ideal para adquirir un jamón, puesto que habrá exudado perfectamente, mejorando su saber y textura considerablemente”, recoge el portal diariodegastronomia.com.

Claves para disfrutar de un jamón ibérico

Para poder disfrutar al máximo de esta pieza, en esta nueva publicación os damos algunos consejos para su consumo. Lo más importante es guardar el jamón en un lugar fresco y oscuro antes de empezar a consumirlo. En el momento en que vayamos a tomarlo, y durante todo el tiempo, deberá estar a una temperatura de 22/24 ºC. De este modo podremos ser testigos de sus características de olor y sabor.

En cuanto al corte, se recomienda comenzar por la parte más estrecha, puesto que es la zona que más rápido se endurece y con ello, mantendremos su jugosidad. Cogeremos un cuchillo distinto al de corte para eliminar la capa exterior del jamón, tanto la grasa como el magro. Recordad que el corte del jamón debe ser fino y pequeño, para así poder degustarlo con más facilidad y conseguir disfrutar de sus aromas.

Al terminar la sesión de corte, deberemos proteger la zona con el mismo tocino del jamón. De este modo, mantendremos el corte lo más fresco posible.