La carne de cerdo, manipulación y conservación.

Es muy importante conocer como se debe manipular y conservar la carne de cerdo para que las bacterias patógenas  no la contaminen.

Hay que tener en cuenta, que cuánto más pequeñas sean las piezas de carne de cerdo, más rápido será su deterioro. Hay que prestar especial cuidado a la carne de cerdo picada, ya que se pueden contaminar fácilmente dada la gran cantidad de superficie expuesta. En cambio las piezas enteras se conservan mejor debido a que la superficie en contacto con el aire es menor.

Para manipular o conservar la carne hay tener en cuenta lo siguiente:

–   La carne de cerdo fresca se puede conservar en el frigorífico, en la parte más fría, entre tres y cinco días.

–   En envase adecuado para su conservación será un recipiente con rejilla, para que el jugo que desprenda no esté en contacto con la carne.

–   La carne de cerdo se puede conservar en el congelador a una temperatura de -18º hasta cuatro meses sin son piezas mediana o grandes y dos meses para la carne picada y salchichas.

–  Para descongelar la carne de cerdo, lo más correcto es hacerlo en el frigorífico en lugar de dejarla a temperatura ambiente, ya que las bacterias patógenas la podrían contaminar fácilmente. Una vez descongelada, no se debe de volver a congelar.

–  Al manipular la carne, debemos de separar los alimentos cocinados de los crudos, para evitar que se contaminen. Hay que trabajar con cada uno de ellos por separado y con utensilios diferentes.

En Cárnicas Cervera, Industria Cárnica cerca de Valencia, la producción se desarrolla bajo los más estrictos controles sanitarios (control de temperatura, análisis periódicos, control de la cadena de frío) que impone el rigurosos sistema de control sanitario APPCC.

Disponemos de sala de despiece, fábrica de embutidos, y almacén frigorífico y congelado, con infraestructura para la venta de carne tanto a nivel local (Comunidad Valenciana) como en el resto de España.